¿Se puede hablar realmente de coches cero emisiones?

28 de junio de 2023 6 minutos de lectura.

El concepto de coches cero emisiones está ya muy extendido en el mundo del transporte. Corresponde a vehículos que teóricamente no generan emisiones de CO2 y que, por lo tanto, son muy respetuosos con el medio ambiente. En España, la popularización del concepto se ha alcanzado en gran medida gracias a la Dirección General de Tráfico (DGT) que, en 2016, puso en marcha los diferentes distintivos que deben llevar los vehículos para mostrar su nivel de emisiones de CO2. En concreto, el distintivo ambiental de cero emisiones es de color azul y engloba a algunos tipos de vehículos híbridos enchufables y, sobre todo, a los vehículos eléctricos.

Los vehículos con este distintivo azul pueden acceder a las zonas céntricas de las ciudades con restricciones de tránsito y, además, cuentan con otros tipos de beneficios (bonificación del impuesto de circulación, posibilidad de aparcar con precios más reducidos en las zonas de estacionamiento regulado, acceso a los carriles de vehículos de alta ocupación, etc.).

¿Son realmente cero emisiones los vehículos eléctricos? La respuesta es afirmativa, pero solo si se piensa en el uso del vehículo. Una forma más global de estudiar el aspecto de la sostenibilidad de los coches es considerar la contaminación y las emisiones que generan en toda su vida útil y llevar a cabo comparativas entre los vehículos impulsados por diferentes fuentes de energía. Estas comparativas son difíciles de realizar.

EMISIONES Y CICLO DE VIDA DE UN COCHE ELÉCTRICO

Un vehículo eléctrico no emite gases mientras se conduce, pero su producción, la carga de su batería y su reciclaje tienen también un impacto ambiental. La generación de los materiales que se utilizan, el transporte de los vehículos, la energía utilizada en las fábricas, los residuos que generan, etc. dejan una huella de carbono. Que esta huella se reduzca será cada vez más importante y decisivo para los fabricantes y para los usuarios, que irán incluyendo este indicador en sus procesos de compra.

Conocer el verdadero nivel de emisiones y de contaminación que genera un coche eléctrico requiere el estudio de todo su  ciclo de vida, que de forma resumida abarca cinco etapas.

  1. PRODUCCIÓN Y REFINADO DE MATERIALES

Incluye elementos como aluminio, acero, electrónica, plástico y otros materiales presentes en proporciones bajas. Todos ellos requieren el uso de electricidad para su producción y refinado, electricidad cuya generación puede implicar la emisión de CO2.

  1. PRODUCCIÓN DE MÓDULOS DE BATERÍAS ELÉCTRICAS

Abarca, no solo las propias baterías, sino además una serie de elementos accesorios. Su producción también requiere el empleo de electricidad e implica la posibilidad de emitir CO2, especialmente en la generación de las baterías (hasta el 40% del total de emisiones en la etapa de creación del vehículo, según algunas fuentes).

  1. FABRICACIÓN Y LOGÍSTICA

El transporte de los materiales desde sus lugares de producción a las fábricas de coches, así como el transporte de los vehículos ya fabricados a aparcamientos o concesionarios, lleva asociada la emisión de gases de efecto invernadero.

  1. UTILIZACIÓN

Los coches eléctricos no emiten gases durante su conducción. En esta fase solo hay que considerar las fuentes de la electricidad que se usa para recargar las baterías. Según cual sea el origen de la energía eléctrica que se emplee para cargar la batería de un coche eléctrico, más o menos sostenible será su operación.

  1. FIN DE LA VIDA ÚTIL

Una vez el coche ha finalizado su vida útil, hay que tener en cuenta que se recoge y se envía a las instalaciones adecuadas para su tratamiento. Este incluye el desmontaje de los diferentes módulos, piezas y materiales. Parte de ellos se tratan para su reciclaje y el resto se trituran, incineran o eliminan. Algunos de estos procesos pueden requerir el uso de energía externa que puede emitir CO2.

Si se compara el proceso de fabricación de vehículos similares, tanto eléctricos como de motor de combustión, se estima que las emisiones de CO2 de uno eléctrico son ligeramente inferiores a las del coche con motor de combustión. La diferencia es muy dependiente del mix energético que se emplee y de la proporción de energías renovables que se utilice. Por ello, y considerando todos los aspectos, no es totalmente correcto decir que los vehículos eléctricos sean cero emisiones. A estos cálculos habría que sumar también los efectos de la carga regular de la batería.

ESCENARIOS DE FUTURO DEL TRANSPORTE PRIVADO

Todos los escenarios de futuro del transporte privado incluyen, con un papel destacado, al vehículo eléctrico. Este vehículo no emite gases de efecto invernadero durante su uso y cada vez se fabricará de una forma más sostenible. Sin embargo, todavía su disponibilidad en las carreteras es reducida. El presente sigue dominado por los vehículos con motores de combustión que emplean hidrocarburos como fuente de energía.

Es necesario que todos los agentes y usuarios contribuyan a la transición energética y a la descarbonización del transporte. Y, a la vez, hay que hacer frente a la propuesta de la Comisión Europea de prohibir la venta de coches y furgonetas nuevos que utilicen gasolina y diésel a partir de 2035 en la región, en un parque de vehículos básicamente de combustión. Todo ello requiere buscar soluciones imaginativas. El escenario más probable es una larga coexistencia de los vehículos eléctricos con aquellos basados en motores de combustión, que irán cambiando el empleo de hidrocarburos por el de ecocombustibles, compatibles con ese tipo de motores.

Grupo Hafesa, holding centrado en la comercialización y distribución de productos petrolíferos, es consciente de la necesidad de una transición energética en el transporte mediante ecocombustibles. Apuesta por esta fuente de energía para el transporte y ya la incluye en su cartera de combustibles y en el diseño de sus terminales de almacenamiento. Como resumen, en los próximos años los coches con ecocombustibles serán cada vez más respetuosos con el medio ambiente y compartirán las carreteras con vehículos eléctricos, que buscarán acercarse lo más posible al concepto de cero emisiones.

Noticias relacionadas
  • 10 / 07 / 2024

    DESCARBONIZACIÓN DEL TRANSPORTE POR CARRETERA EN ESPAÑA. EL PUNTO DE VISTA DE LOS PROFESIONALES

    En un post anterior sobre la descarbonización del transporte por carretera en España se ha analizado la opinión de la sociedad española en relación con este tema, tras la medida impulsada por el Parlamento Europeo para prohibir la venta de vehículos nuevos de combustión a partir de 2035. Ese análisis surge de los resultados del ... DESCARBONIZACIÓN DEL TRANSPORTE POR CARRETERA EN ESPAÑA. EL PUNTO DE VISTA DE LOS PROFESIONALES

  • 26 / 06 / 2024

    LA IMPORTANCIA DE LA MARCA EMPLEADORA EN EL SECTOR ENERGÉTICO

    En el competitivo sector energético, la marca empleadora se ha convertido en un factor crucial para atraer y retener el talento. La marca empleadora va más allá de la simple reputación corporativa. Se refiere a la percepción que tienen los empleados actuales, los candidatos potenciales y el público en general sobre la empresa como lugar ... LA IMPORTANCIA DE LA MARCA EMPLEADORA EN EL SECTOR ENERGÉTICO

  • 19 / 06 / 2024

    DESCARBONIZACIÓN DEL TRANSPORTE POR CARRETERA EN ESPAÑA. EL PUNTO DE VISTA DE LOS CIUDADANOS

    En un escenario de transición energética que obliga a los diferentes sectores de actividad a buscar fórmulas para descarbonizarse, el sector del transporte se encuentra en su propio proceso para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Ese proceso admite diferentes fórmulas y velocidades, que siempre generan impactos secundarios y a veces no deseados ... DESCARBONIZACIÓN DEL TRANSPORTE POR CARRETERA EN ESPAÑA. EL PUNTO DE VISTA DE LOS CIUDADANOS