Diésel y Gasoil, ¿es lo mismo?

27 de diciembre de 2023 6 minutos de lectura.

En España hay más de 12.000 estaciones de servicio repartidas por todo tipo de autopistas, carreteras y ciudades, cubriendo el territorio nacional. El resultado es que cualquier usuario profesional o particular puede repostar combustible, en general, a un número reducido de kilómetros de dónde se encuentre. 

En esas estaciones de servicio es posible encontrar los diferentes tipos de combustibles utilizados en la actualidad en el transporte por carretera. Es decir, gasolinas, gasóleos y biocombustibles. A estos habría que añadir, ampliando el concepto de combustible, la electricidad que requieren los vehículos eléctricos y que les suministran los puntos de recarga en las estaciones.

Uno de los combustibles más utilizados es el gasoil.

¿QUÉ ES EL GASOIL?

El gasoil o gasóleo es un hidrocarburo líquido que se obtiene a partir de la destilación del petróleo. Se diferencia de otros combustibles líquidos en su composición química y en sus propiedades físicas. El gasóleo tiene, por ejemplo, una densidad mayor y es un combustible más pesado que la gasolina. Por ello requiere motores distintos y específicos.

Hay varias modalidades de gasóleo. El gasóleo A, de color amarillento, es el más adecuado para los vehículos de automoción. Posee una mayor calidad, debido a los procesos de refinamiento a los que ha sido sometido, y contiene aditivos que protegen los motores, reducen el consumo y minimizan las emisiones de gases contaminantes. El gasóleo B es de color rojizo y se emplea en maquinaria agrícola y pesquera, embarcaciones y vehículos especiales. Finalmente, existe un gasóleo C, de color verdoso, que se utiliza para las calderas de calefacción, incluidas las domésticas, y para los equipos de producción de calor. 

¿ES LO MISMO GASOIL QUE DIÉSEL?

Los términos gasoil, gasóleo o diésel se utilizan de forma indistinta para referirse a este hidrocarburo líquido. Se trata de un combustible cuyo origen se remonta a finales del siglo XIX, cuando el inventor alemán Rudolph Diésel desarrolló un motor (denominado motor diésel en su nombre) que funcionaba con gasoil. De ahí vienen, las distintas denominaciones del mismo hidrocarburo. Cada término se utiliza más en unas zonas geográficas que en otras, pero todos se refieren en general al mismo producto que alimenta los motores diésel.

En resumen, y siendo precisos, el producto derivado del petróleo es el gasoil o gasóleo, que presenta las tres modalidades ya mencionadas, y el diésel es un tipo de motor que funciona con este combustible. Pero los tres términos se utilizan indistintamente para referirse al mismo combustible.

ECHAR GASOLINA A UN DIÉSEL O VICEVERSA

Los motores que llevan los vehículos de gasolina son diferentes de los que utilizan gasoil o diésel como combustible. Por ello, es necesario utilizar en cada ocasión el combustible correcto. En caso de equivocación, la conducción no es posible y se pueden producir daños en el motor y en otros elementos del vehículo. En la actualidad, las bocas de las mangueras del diésel y de la gasolina en los surtidores son distintas, por lo que se reduce la probabilidad de error, aunque en un cierto número de ocasiones se siguen produciendo (sobre todo en los casos de vehículos de alquiler, repostaje mediante bidones, etc.).

Echar gasolina a un vehículo con motor diésel es el error con más posibilidades, ya que es posible introducir una manguera de gasolina en el depósito de combustible de un vehículo diésel. En este caso el vehículo puede arrancar y circular dando tirones, para luego pararse. El resultado son daños en el circuito de inyectores, en el filtro del combustible o en la bomba de inyección del motor diésel.

En el caso contrario, echar gasoil a un vehículo con motor de gasolina, es menos probable dada la imposibilidad de introducir la manguera del surtidor en el depósito del combustible. En este escenario posiblemente el vehículo arranque, pero se parará de forma rápida. Aquí los daños se centran en el catalizador y en los inyectores. 

En cualquiera de estas dos situaciones, lo prioritario sería, si es posible, no arrancar el motor. En caso de que el motor esté ya en funcionamiento, habría que evitar poner al vehículo en movimiento o detenerlo lo antes posible para reducir los daños. Además, es conveniente avisar a los responsables de la estación de servicio o a los servicios de asistencia en carretera para que los especialistas resuelvan el problema

HAFESA OIL, TU DISTRIBUIDOR DE CONFIANZA

Para evitar estos errores y para repostar de forma segura combustible es conveniente acudir a operadores petrolíferos de confianza. Uno de ellos es Grupo Hafesa, el holding empresarial dedicado a la importación, almacenamiento, comercialización y distribución de productos petrolíferos. El Grupo cuenta con una red de estaciones de servicio, gestionada por Hafesa Oil, con cinco instalaciones en diferentes partes de la geografía española.

En sus estaciones, el holding ofrece gasolina y gasoil/diésel de la máxima calidad, además de otros servicios. Hafesa Oil apuesta por un servicio al cliente basado en la calidad, el ahorro económico en el combustible y el trato personalizado. Ese trato se traduce en una atención siempre en pista para el repostaje, lo que reduce los riesgos de confundir los combustibles. La atención en pista se complementa con la ayuda de los empleados ante cualquier situación que se presente y con el asesoramiento sobre los servicios que necesiten los clientes.

 

Noticias relacionadas
  • 30 / 05 / 2024

    BIOCOMBUSTIBLES: ALGO MÁS QUE SIMPLES COMBUSTIBLES

    BIOCOMBUSTIBLES: ALGO MÁS QUE SIMPLES COMBUSTIBLES La utilidad y la aplicación práctica de los biocombustibles están muy asociadas a sectores como el transporte, pero su producción y su consumo tienen un impacto mucho más amplio e interesante. Vamos a detallarlo. Los biocombustibles son conocidos, sobre todo, por su empleo como carburantes. En un escenario de ... BIOCOMBUSTIBLES: ALGO MÁS QUE SIMPLES COMBUSTIBLES

  • 20 / 05 / 2024

    ESTRATEGIAS DE ATRACCIÓN DEL TALENTO EN EL SECTOR DE LA ENERGÍA

    ESTRATEGIAS DE ATRACCIÓN DEL TALENTO EN EL SECTOR DE LA ENERGÍA En un sector tan dinámico como el de la energía el talento se ha convertido para las compañías en un recurso imprescindible, pero escaso. La competencia por ese talento se ha vuelto muy intensa y no solo proviene de las propias empresas del sector, ... ESTRATEGIAS DE ATRACCIÓN DEL TALENTO EN EL SECTOR DE LA ENERGÍA

  • 26 / 04 / 2024

    Cómo gestionan los riesgos las empresas energéticas

    CÓMO GESTIONAN LOS RIESGOS LAS EMPRESAS ENERGÉTICAS En su labor empresarial diaria las compañías se ven afectadas por numerosas situaciones, tendencias y fenómenos, tanto internos (organización) como externos (entorno), que influyen en el desempeño de su actividad y en sus resultados, reputación o trayectoria. El concepto de riesgo empresarial hace referencia a todos esos factores ... Cómo gestionan los riesgos las empresas energéticas