Grupo Hafesa_Digitalización energética

El impacto de la digitalización en el sector de la energía

Publicado el martes, 20 septiembre, 2022

4 minutos de lectura.

La digitalización de la sociedad y de la economía es una realidad que avanza a gran velocidad. Y el sector de la energía no es ajeno a esta realidad. Distintas tecnologías digitales empiezan a ser decisivas al aportar información e inteligencia que optimiza la toma de decisiones, mejora la gestión de las infraestructuras, aumenta la eficiencia de las operaciones y reduce sus costes y permite la anticipación predictiva de los problemas. Además generan nuevos modelos de negocio en el sector. En un ecosistema de la energía caracterizado por la transición energética y la digitalización, las nuevas tecnologías ofrecen grandes posibilidades y oportunidades.

“La digitalización es clave para que las empresas del sector de la energía puedan sobrevivir y crecer”

El panorama del sector energético actual es complejo. Por un lado, está obligado a controlar las emisiones de CO2, a conseguir su reducción continua y a cumplir con los objetivos de descarbonización establecidos por las autoridades y organismos internacionales. Por otro, hay una fuerte competencia entre los diferentes tipos de energías, las empresas que las producen y las compañías que las comercializan. Y en muchos casos esa competencia es por el mismo segmento de negocio. En este escenario de gran complejidad y competencia, la digitalización es clave para que las compañías puedan sobrevivir y crecer.

Como ocurre en otros muchos sectores económicos, el de la energía se beneficia también de las oportunidades que ofrecen los desarrollos tecnológicos, la reducción de los costes asociados a la digitalización y la creciente conectividad de redes y dispositivos. Estas oportunidades se dan en todas las etapas de la cadena de valor del sector:

  • Exploración y generación (mejora de la producción).
  • Distribución y transporte (mejora de las operaciones).
  • Comercialización (multiplicación de canales de venta, mejora de conocimiento y de la relación con el cliente, etc.).
  • Consumo (ahorro y eficiencia energética).

 

PRINCIPALES TECNOLOGÍAS DIGITALES Y SU APLICACIÓN AL SECTOR DE LA ENERGÍA

Entre las principales tecnologías digitales con impacto en el sector de la energía se encuentran las que tienen que ver con datos e inteligencia (big data y analíticas de datos, inteligencia artificial o blockchain), las que se centran en la comunicación (Internet de las Cosas, 5G, etc.) o las que favorecen el control y la monitorización (automatización, realidad virtual y aumentada o gemelos digitales).

Todas estas tecnologías se emplean en el sector de la energía de forma combinada o por separado. Facilitan la gestión y la simulación de redes, plantas e instalaciones, añaden inteligencia a los procesos y hacen posible la trazabilidad de las fuentes de energía. Además, facilitan el mantenimiento y la asistencia técnica remota, mejoran la formación de los profesionales, permiten predecir la demanda y anticipar fallos y potencian la gestión de flotas de vehículos. Los resultados se materializan en el aumento de la productividad, en la optimización de rendimientos y en la reducción del consumo de energía.

DIGITALIZARSE PARA SER COMPETITIVOS Y SOBREVIVIR

En un escenario energético en plena transición y con importantes incertidumbres estratégicas y económicas, la digitalización de las empresas del sector se ha convertido en una necesidad. Estas empresas se ven obligadas a innovar y a adoptar nuevos modelos de producción, distribución y comercialización de la energía. Si son capaces de utilizar las tecnologías digitales de forma adecuada estarán en mejores condiciones para aprovechar las oportunidades del mundo digital, crecer y ser competitivas en una realidad energética que será probablemente muy distinta y disruptiva. Y esa capacidad de adopción de la revolución digital posibilitará su supervivencia en el futuro.

Grupo Hafesa es un holding de empresas en continua evolución, que cuenta con una potente infraestructura industrial y que ofrece a sus clientes un servicio integral en el sector de los hidrocarburos. En este marco busca diferenciarse apostando con fuerza por la innovación en todas sus áreas: plantas, logística, financiera, servicios al cliente, etc. Esa innovación incorpora cada vez más elementos de digitalización.

INNOVACIÓN Y DIGITALIZACIÓN EN GRUPO HAFESA

Un ejemplo son las plantas de almacenamiento. El Grupo promueve infraestructuras sostenibles que incorporan los sistemas de automatización y digitalización más avanzados. Estos sistemas facilitan, además, la sostenibilidad de las plantas y garantizan la seguridad y calidad en el suministro. Entre otras aplicaciones, las plantas cuentan con un sistema de videovigilancia formado por un circuito CCTV para controlar todo el perímetro exterior, los accesos y las operaciones de carga. El sistema garantiza la seguridad de la carga y su óptimo funcionamiento, con el mínimo tiempo de espera.

La digitalización es fruto, no solo de la estrategia de la compañía, sino de la inversión en la mejora permanente de sus principales activos. Además de las plantas, esas inversiones ponen el foco en la innovación en sistemas de medición metrológica y de información para controlar las actividades en tiempo real, en la gestión de flotas o en sistemas de control de gestión, stocks y operaciones vinculados al sistema central de la compañía.

“Tanto la optimización logística como la financiera son dos procesos de mejora continua para conseguir aumentar los resultados y mejorar la rentabilidad. Pero la innovación va más allá y se traduce en los servicios que ofrecemos a nuestros clientes para darles un valor añadido más allá del factor precio”, señala Diego Guardamino, director general de Grupo Hafesa.

Grupo Hafesa, en un sector tan dinámico como el de la energía, busca impulsar su competitividad mediante la mejora constante de todos los procesos, comprometiendo los recursos necesarios para que se lleve a cabo con la máxima eficacia. De principio a fin. Y ese impulso a la competitividad va a depender cada vez más de la innovación y la digitalización. El Grupo puede presumir de que la innovación es su combustible.

No hay comentarios

Escribe tu comentario